Ruta

Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

La palabra “Dojo” (doyo), de orígen japonés, literalmente significa “lugar de la vía” y hace referencia al lugar donde se estudian las artes marciales como un camino o estilo de vida.

“Gimnasio” es una voz de origen griego derivada de la palabra “gymnasium”, cuya raíz “gumnos” significa “desnudo” y era el lugar donde los atletas olímpicos griegos se entrenaban desnudos para evitar la presencia de mujeres disfrazadas, ya que en esa época la mujer tenia prohibido competir en los juegos olímpicos, asi que la palabra “gimnasio” indica simplemente el lugar de entrenamiento deportivo.

 

Dojo de artes marciales

 

Bueno, las características básicas de un dojo son las de ser el lugar de desarrollo vital, donde se forja la vía (clásica metáfora de vida) de cada artista marcial. Un dojo tradicional como espacio físico debe transmitir una serie de valores trascendentales, porque es el medio ambiente donde se cultiva lo mas importante que tiene el hombre, su espíritu. Así es que un dojo tradicional cuida con exquisitez y delicadeza la estética y ambientación, colores suaves y armoniosos, formas sencillas, materiales naturales, elementos decorativos simbólicos, dibujos tradicionales y cuadros de maestros legendarios a quien normalmente antes de comenzar la clase se suele rendir culto y reverencia. Allí se respira paz, quietud, armonía y los problemas mundanos deben quedar de la puerta para afuera. En cierto sentido de ser estos dojos no se reducen al desarrollo físico y marcial, por eso es que no son meras instalaciones funcionales, mas bien se construyen para potenciar un desarrollo mental y espiritual, esa concepción de la realidad se basa en considerar a las artes marciales no como un fin, sino como un medio.

El gimnasio, como producto de nuestra cultura occidental, se construye con una concepción muy diferente (para no decir totalmente contraria) de lo que es la actividad física, los deportes y las artes marciales, la mentalidad occidental actual, la cual tienen dominios de valores anglosajones, es ante todo práctica y materialista y esto se manifiesta en la arquitectura y estética de los gimnasios, están pensados para facilitar una práctica deportiva mas cómoda y eficaz, para empezar una gran diferencia es que usualmente son locales comerciales, empresas, mientras que el dojo es mas parecido a un templo.

Por ese motivo es que los gimnasios dan cabida a un amplio abanico de actividades e incluso pueden funcionar allí varias artes marciales a diferentes horas y deportes de contacto, además de aeróbic, gimnasia, baile, pesas, culturismo, etc.

 

Gimnasio

 

Un dojo tradicional en cambio está dedicado pura y exclusivamente a una escuela o estilo de artes marciales concretamente, por eso los gimnasios generalmente cuentas con varias salas para cubrir todas las actividades, un cuarto con pesas, espejos en la pared, un cuarto de parqué con una barra de danza a media altura, una sala con el suelo cubierto de tatami con algún que otro saco en la esquina con material de entrenamiento desparramado en el suelo, una oficina para los asuntos de administración y económicos, vestuarios con duchas etc. En definitiva se trata de un lugar con fines mas lucrativos que un dojo tradicional.

Así es que no solo hay diferencias en el plano físico sino que también en el plano humano dentro de un dojo se encuentran pautas de conducta y comportamiento muy tradicionalista, autoridad, jerarquía, respeto, orden; están imbuidas por todo una serie de valores extraídos del budo japonés: autosuperación, sacrificio, humildad, solidaridad.

Las conductas y valores dentro de un gimnasio son algo diferentes; las relaciones son mas informales y flexibles, instructor y alumno se tratan con proximidad y bastante igualdad (si son alumnos adultos) los valores imperantes son de superación ajena y competitividad, búsqueda de resultados rápidos y palpables búsqueda científica de lo práctico y eficaz, planteamiento lúdico del entrenamiento.

Bueno podría continuar explicando diferencias y comparando, pero me parece que ya está bastante clara la diferencia, ahora cada cual se debe de estar preguntando ¿y que es mejor? ¿ir a un dojo o un gimnasio?, la respuesta dependerá de sus metas…