Ruta

Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa

Para nuestra desgracia, la delincuencia prácticamente en cualquier parte del mundo se ha vuelto el pan de cada día, por tal razón, buscar la prevención de los delitos ya no es una opción, sino una verdadera necesidad. 

Protege a los tuyos  y cuídate a ti mismo, solo presta atención a los consejos que te daremos a continuación.

Estos son trucos que recomendamos para que no seas asaltado, salvarán tu vida y tal vez tus pertenencias:

        • Siempre voltea a todos lados.

          El consejo más común pero que a muchos se les olvida practicar. Siempre debes ver bien la calle donde caminas, en TODAS direcciones. Y cada que cruces o gires una cuadra, no olvides voltear a ver si alguien te sigue. Esto se complementa con el siguiente punto…

Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa

Arte de la guerra

El arte de la guerra se basa en el engaño. Por lo tanto, cuando se es capaz de atacar, se ha de aparentar incapacidad; cuando se crea movimiento, aparentar inactividad. Si se está cerca del enemigo, ha de hacerle creer que se está lejos; si se está lejos, aparentar que se está cerca.

Golpear al enemigo cuando está desordenado. Prepararse contra él cuando está seguro en todas partes. Evitarle durante un tiempo cuando es más fuerte. Si tu oponente tiene un temperamento colérico, intenta irritarle. Si es arrogante, trata de fomentar su egoísmo.

Si las defensas enemigas se hallan bien preparadas tras una reorganización, intenta desordenarlas. Si están unidas, siembra el caos. Ataca al enemigo cuando no está preparado, y aparece cuando no te espera. Estas son las claves de la victoria para el estratega.

Sé rápido como el trueno que retumba antes de que hayas podido taparte los oídos, veloz como el relámpago que relumbra antes de haber podido pestañear. Si utilizas al enemigo para derrotar al enemigo, serás poderoso en cualquier lugar a donde vayas.

Los que consiguen que se rindan impotentes los enemigos sin luchar son los mejores maestros del Arte de la Guerra. Nunca se debe atacar por cólera y con prisas. Es aconsejable tomarse tiempo en la planificación y coordinación del plan.